Archivo de la etiqueta: Comisión Federal de Electricidad

Otro sabadazo: la toma por asalto de la opinión pública

Por Juan S. Larrosa-Fuentes

El tema más importante de la agenda mediática nacional de esta semana es la liquidación de “Luz y Fuerza del Centro”. El tema nos importa porque los medios de comunicación han sido actores fundamentales en este proceso, no nada más como informantes, sino como empresas con intereses en el sector energético y que apoyan una nueva regulación laboral, que incluya, entre otras cosas, una disminución en los derechos de los trabajadores.

Hemos recolectado para ustedes tres estampas que ilustran el comportamiento de los medios electrónicos nacionales en torno a este tema. Observamos conductas que refieren a contextos del autoritarismo priísta de los años sesenta y setenta, y no a los de un país democrático del siglo XXI.

El sabadazo calderoniano: luego de la cruda futbolera “Luz y Fuerza del Centro” ya no estaba ahí

Luego de que Javier Aguirre y sus pupilos lograron una victoria futbolística en el estadio Azteca para conseguir un boleto para el Mundial del próximo año, en la ciudad de México se llevó a cabo un operativo policial que culminó con la toma de las instalaciones de “Luz y Fuerza del Centro”. Según el periodista Roberto Zamarripa, el proceso legal, político y policial fue preparado con un año de anticipación: durante la semana previa a la toma del edificio 15 mil policías fueron acuartelados así como “trabajadores de confianza de la Compañía Federal de Electricidad fueron concentrados en hoteles listos para el llamado, sólo esperaban el silbatazo de arranque”. Por eso no es extraño pensar que luego del quinto gol en el estadio Azteca, en los Pinos se haya dado la orden de atacar mientras la gran turba se regodeaba por un pírrico triunfo.

Pero aquí lo que nos interesan son los medios de comunicación: no solamente el Estado actuó por nota en este proceso, los medios, como en los buenos tiempos del priíato, se alinearon a la presidencia de la República y transmitieron en vivo la toma del edificio de los electricistas. (No es la primera dramatización cinematográfica producida por las televisoras, recordemos ejemplos como el rescate de Rubén Omar Romano).

La desinformación y el discurso de no privatización

El domingo, el operativo fue consumado con éxito: habían tomado por asalto el edificio (y a la opinión pública) sin soltar un tiro y, según los comunicadores, de forma completamente legal. Columnistas e intelectuales orgánicos comenzaron a hacer su trabajo: se alabó la valentía y arrojo del presidente y la mezquindad y corrupción de los electricistas. Se repitió una y otra vez que ésta no era una intentona privatizadora. Carstens trabajó en domingo y dio cifras de cuánto costaría cerrar la paraestatal y cuánto costaría mantenerla en pie. Y en la noche, en las televisoras nacionales comenzaron a circular los spots del gobierno en los que, sobriamente, daban información del porqué el presidente había tomado ésta decisión tan difícil. La maquinaría funcionó a la perfección y el golpe fue certero.

(Como un gran paréntesis habría que decir que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes también trabajó el domingo y mandó un escueto comunicado en el que informaba que durante la semana se habían entregado nuevas concesiones y permisos para ofrecer servicios de telecomunicaciones).

Los días siguientes hubo espaldarazos al Presidente. Ferriz de Con, de Grupo Imagen, entrevistó al Secretario del Trabajo y lo felicitó por la osadía de sus acciones; Javier Alatorre, en Hechos, presentó un reportaje titulado “Autopsia a Luz y Fuerza del Centro”; y Joaquín López Dóriga fungió como un expedito secretario de comunicación social de Presidencia de la República. En medios electrónicos la única fuente de información fue el Estado y la voz se la dieron a los funcionarios. Hicieron un par de entrevistas a “ciudadanos como usted y como yo que están hartos del mal servicio que presta Luz y Fuerza del Centro” y no les dieron espacio a trabajadores de esta empresa o a políticos que asumieran una actitud crítica frente al poder Ejecutivo.

Gracias por su valentía señor Presidente

La cereza del pastel llegó el miércoles 14 de octubre, durante la inauguración de la “51 semana nacional de radio y televisión”. El presidente Calderón fue el invitado de honor de los empresarios de la comunicación en México. En su discurso inaugural dijo tener la conciencia tranquila por su decisión de liquidar a 44 mil trabajadores mexicanos. Por la noche, en el noticiero de Joaquín López Dóriga se transmitió la salva de aplausos que interrumpió el discurso del Presiente. Los aplausos no bastaron y los empresarios se pusieron de pie, conmovidos, para alabar al político michoacano. Después Calderón retomó su discurso inaugural y se permitó felicitar a los concesionarios de radio y televisión por “la “valiosa y valiente” labor de los industriales de la radio, que han mantenido “bien informados” a los mexicanos sobre el tema. “Eso es vital porque sé que tenemos la razón, y en la medida en que las razones y los beneficios sean más ampliamente explicados, será mucho mejor”. Gracias señor presidente dicen los empresarios. ¿Cómo cobraran su trabajo informativo tan valioso estos empresarios de los medios?

Pocos medios le han dado espacio a las contrapartes, pocos son los que matizan que el responsable del fracaso de “Luz y Fuerza del Centro” es el Estado mexicano y no su sindicato. Mucho menos se consigna el alto porcentaje de energía eléctrica que en el país es producida por empresas privadas. Pocos van más allá de la versión oficial. Una vez más queda demostrado que la idea de que en México existen medios críticos e independientes es tan fatua e irreal, como los aplausos que Azcárraga y Salinas le ofrecieron a Calderón.

Al tiempo. Seguimos atentos y observando a los medios.

Deja un comentario

Archivado bajo Criminalización de la protesta social, Democracia y comunicación, Derecho a la información, Discurso y poder, Libertad de expresión, Luz y Fuerza del Centro, Medios de comunicación masiva, Movimientos sociales y comunicación, Sistema de comunicación de México