25 años del periódico La Jornada

Por Juan S. Larrosa-Fuentes

La Jornada, uno de los periódicos más importantes de México, de aquellos que tienen el mote de “nacionales”, por ser editados en la capital y por tener una circulación a lo largo y ancho del país, cumplió 25 años de existencia esta semana. Es muy importante celebrar la vida de este medio de comunicación pues su propia historia está enmarcada en otras más grandes como la reivindicación del derecho a la información o el desarrollo del proyecto democrático de México.

Una de las coyunturas más relevantes para el periodismo en México durante el siglo XX, fue el golpe que recibió aquel mítico periódico Excélsior, dirigido por Julio Scherer García, cuando el 8 de julio de 1976, luego de una huelga causada por esquiroles dentro del periódico, fueron expulsados los principales directivos y periodistas que llevaron a este medio de comunicación a ser considerado por muchos, como el más importante de América Latina.

Luego de este golpe, Julio Scherer fundó la revista Proceso. Y otro grupo de reporteros decidieron crear Unomásuno, un periódico que pudiera ocupar el espacio abandonado por Excélsior. Sin embargo, al poco tiempo el equipo de trabajo comenzó a tener conflictos internos y ocurrió una nueva escisión, a partir de la cual se fundó La Jornada el 19 de septiembre de 1984, bajo el mando de Carlos Payán Velver.

Durante este cuarto de siglo, La Jornada se ha convertido en uno de los diarios más importantes del país, junto con El Universal, Reforma y El Financiero, pues ha sabido construirse una identidad muy particular entre sus lectores. La Jornada le ha dado un énfasis especial a la cobertura de noticias políticas y sociales y su línea editorial se asume abiertamente de izquierda. Pocos son los diarios que en sus agendas cotidianas tocan temas como los derechos humanos, las resistencias sociales, la ciencia o la cultura. Sin el trabajo de La Jornada habría sido difícil entender hechos como el fraude electoral de las postrimerías de la década de los ochenta, el levantamiento zapatista o la huelga en la UNAM.

En contraparte, su trabajo también ha sido cuestionado entre otras cosas por su línea editorial, que en ciertas épocas ha tomado rumbos propagandísticos con diversos grupos políticos y sociales identificados con la izquierda mexicana; por la censura que han sufrido algunos de sus reporteros y columnistas como Carlos Monsiváis, Héctor Aguilar Camín o Luís González de Alba y que por consecuencia los alejaron del diario; o por el alto financiamiento que ha recibido en los últimos años de gobiernos de izquierda, particularmente los del Distrito Federal.

Una de las tareas pendientes para este observatorio de medios, así como para historiadores e investigadores en general, es el estudio detallado de la vida de éste y otros medios de comunicación y su relación con el desarrollo político y social de México. El estudio de la prensa de un país es un indicador del estado de salud de una democracia. Mientras eso ocurre y en medio de una crisis económica que está haciendo estratos en las industrias periodísticas del mundo, debemos congratularnos como sociedad por tener un periódico de la importancia y trayectoria de La Jornada, que cumple sus primeros 25 años de vida.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo La Jornada, Medios de comunicación masiva, Periódicos de México (nacionales), Sistema de comunicación de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s