De malas prácticas periodísticas, ética y criminalización de la protesta social

Por Juan S. Larrosa-Fuentes

El viernes pasado, El Informador sorprendió a la ciudad y a sus lectores con un texto, en el que a través de una investigación “hemerográfica y de seguimiento”, presentaba a varios ciudadanos como supuestos agitadores sociales profesionales, que entre otras cosas, tenían como trabajo la organización de marchas y manifestaciones sociales. Además, en la edición de aquel día, apareció una Editorial que hacía alusión a este (supuesto) reportaje de investigación y que tenía como objetivo apoyar lo que en éste se decía.

Hubo muchas reacciones a lo largo de la semana: los “agitadores profesionales” que fueron señalados en el reportaje mandaron cartas a El Informador y a otros diarios locales en las que se quejaban del trabajo de este medio de comunicación; académicos y activistas criticaron esta situación; y varios ciudadanos de diversas organizaciones y movimientos sociales se manifestaron a las puertas de periódico para protestar por el texto publicado.

Para el Observatorio de Medios del Departamento de Estudios Socioculturales del Iteso, esta coyuntura es importante y digna de una discusión amplia por las siguientes razones:

  1. Por la falta de profesionalización de algunos medios locales, en este caso, El Informador. El artículo publicado por este diario no cumple con criterios básicos del trabajo periodístico. El reportaje dice que ha hecho un trabajo de “investigación hemerográfico y de seguimiento”, pero nunca aclara su metodología ni mucho menos sus fuentes hemerográficas. En el reportaje se exponen a una serie de ciudadanos que participan en las marchas, pero el reportero descarta loa posibilidad de entrevistarlos (un criterio mínimo de investigación y de imparcialidad).
  2. Por las dimensiones éticas de esta coyuntura. En el reportaje se coloca una ficha con datos públicos y a veces personales de las personas señaladas como agitadores profesionales. En Quid nos preguntamos: ¿dónde queda el derecho de réplica? ¿En dónde se perdió el trabajo de investigación serio? Por otro lado, uno de los académicos consultados por el diario para tejer su reportaje, se queja de que sus declaraciones fueron tergiversadas y mal contextualizadas; y más grave aún, el segundo académico entrevistado acusa que sus ideas fueron retomadas de una charla telefónica informal, en la que se pactó una entrevista que nunca se llevó a cabo.
  3. Por la criminalización de la protesta social en los medios de comunicación masiva. El reportaje, sin dar pruebas contundentes concluye que es difícil distinguir entre una manifestación social legítima de una que no lo es; y que es difícil distinguir entre un verdadero luchador social de uno que trabaja por intereses personales, políticos o de otra índole. Luego entonces, dice el subtexto, para el Estado y sus fuerzas policiales será difícil distinguir la pureza de estos actores, por lo que será mejor para los luchadores sociales, a manera de precaución, dejar de manifestarse públicamente, de lo contrario correrán el riesgo de ser reprimidos. Además, atiza a la idea de que las manifestaciones y marchas, son una monserga porque bloquean calles y hacen perder el tiempo del ciudadano común y corriente.

En este Observatorio de Medios consideramos que el texto publicado por El Informador, debe servir para reflexionar sobre la labor periodística de los medios de comunicación locales, a quienes se recomienda, particularmente a este diario, que profesionalicen a su planta de reporteros y de directivos; que instituyan consejos editoriales de discusión ética respecto de su propio trabajo; que se acerquen con organizaciones ciudadanas, universitarias y movimientos sociales para que las conozcan y dialoguen con ellas; y que se abstengan de incluir en sus criterios editoriales las apologías a la criminalización de la protesta social.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Criminalización de la protesta social, Democracia y comunicación, Diálogo Público, Discurso y poder, El Informador, Media Watch, Medios de comunicación masiva, Observatorios de medios, Periódicos de Guadalajara, Prensa, QITESO: Análisis Crítico de Medios, Sistema de comunicación de Guadalajara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s