S. O. S. Periodistas en vías de extinción

Por Juan S. Larrosa-Fuentes

Hace quince días en esta columna radiofónica abordé el caso de los ataques al periódico Mural. Decía entonces que en México habíamos pasado de un país autoritario en el que no se respetaba la libertad de expresión, a uno en el que los distintos niveles de gobierno no pueden proteger este derecho ante las amenazas de los poderes fácticos. Sin embargo, de forma preocupante vemos que la libertad de expresión en nuestro entorno también se ve amenazada por otros factores. En esta entrega quisiera hablar de un orden de economía política y de las condiciones laborales de los periodistas de nuestra ciudad.

Este no es un tema nuevo para la columna “Sistema Autorreferencial” (véase: “El impacto de la economía en la calidad de los periódicos de Guadalajara”, “¿Quién da la cara por los suplementos culturales? Un debate entre productores y consumidores”) y periodistas como Perla Blas, también han escrito al respecto. No obstante es un tema al que hay que volver constantemente. En semanas recientes ha trascendido que distintos medios de comunicación, en particular periódicos de circulación local, han hecho importantes recortes de personal. Sin tener datos oficiales proporcionados por las propias empresas, sabemos que Mural y Milenio Jalisco han cesado a varios periodistas, entre ellos, algunos de gran trayectoria. Hay otros casos, como en El Occidental, en donde los despidos fueron de varias decenas de trabajadores. El periodista Rubén Martín, en su columna de El Economista, sintetiza muy bien la situación “El oficio del periodista se encuentra en una grave encrucijada en Jalisco y en el país”.

En días recientes, un joven reportero me hizo llegar un documento que tituló “Notas de un periodista indignado”. A continuación transcribo sus ideas, pues me parece importante que los periodistas puedan dar testimonio de lo que está ocurriendo con su profesión. El periodista pidió el anonimato, ya que puede tener repercusiones laborales en el medio para el que trabaja. Sería deseable que en el futuro, estas reflexiones, además de ser públicas, puedan ser discutidas abiertamente, no desde el anonimato y arropadas por todo un gremio de periodistas que poco a poco, se va reduciendo en tamaño. A los ciudadanos nos toca comenzar a tomar medidas en este asunto, pues impacta directamente en nuestra vida democrática.

El testimonio:

“Ante la tragedia y la desigualdad, directores y dueños de los medios de comunicación se santiguan y son sus reporteros quienes exaltan la importancia de frenar ambas. Pero los consorcios mediáticos viven en su interior las mismas injusticias que vive un ciudadano en Oaxaca o Guadalajara.

“Es común que la gente en México admire el trabajo del periodista, pero pocos tienen en mente sus condiciones de trabajo.

“Que me pregunten mi sueldo y yo a sinceridad responda con un triste ‘5 mil pesos’ y que no es por exagerar, pero a la más pura práctica de panaderos falta poco para que me los entreguen en un sobre amarillo engrapado. Y que veas la cara sorpresiva y escuches la frase consecuente, ‘¿En serio? Yo creí que ganaban más’, no es muy alentador.

“Hace unas semanas me invitaron a platicar sobre estas condiciones, las que vivo a diario, las que seguramente mi jefe vivió hace décadas y que ahora los lujos de un restaurante de cortes uruguayos o argentinos le hacen olvidar.

“Y pensé que ante una reforma laboral en México son los reporteros quienes retratan sus beneficios, pero sobre todo sus retrocesos, y con eso presionan para pulir una mejor iniciativa. Pero no somos capaces de gritar los abusos y condiciones muy por debajo de las que propone la Ley Federal del Trabajo.

“Que una periodista jalisciense gane el Pulitzer nos llena de orgullo a periodistas y medios, pero poco se menciona que ese trabajo, que mereció tal reconocimiento, no se realizó desde el interior de un medio, sino desde la libertad editorial que presta el trabajo independiente. La historia de los sobornos de Walmart en México, Alejandra Xanic, sus 200 entrevistas, y sus 800 solicitudes de información, jamás resistirían al cierre de una edición diaria, del periodismo referencial, el periodismo de opinión, el de declaración. Nadie en los medios espera a que una investigación de corrupción de esa magnitud (el reportaje de Xanic ganador del Pulitzer) sedimente la información más útil, la profunda, la de análisis. Que poco se haya publicidado en medios mexicanos habla mucho de la prensa nacional.

“Lo peor es que los periodistas terminamos cediendo, a veces no por completo, a una condición de trabajo mediocre, incluso si es la opción ‘menos peor’ de los espacios. Cedemos a un encargo de nuestro jefe que en la mayoría de los casos ya cedió al encargo del dueño del medio. Mientras hacemos democracia reporteando en las calles, nuestros jefes la pisotean codeándose con el gobierno, al que contrario a nuestro quehacer diario, terminan solapando. Cedemos al modelo de hacer periodismo oficialista, ese que aunque fingen no darse cuenta, está caduco, podrido. Y encima con las prisas de un tuit.

“Y que me digan ‘piensa si quieres ser periodista’, como sugiriendo que debo aceptar que no tendré seguridad social, seguro de vida y prestaciones dignas por un buen rato. Eso me indigna.

“Que acepte que es una profesión en la que hay que correr riesgos, no significa que acepte que no tenga un seguro de vida, que no tenga opción para solicitar un crédito para una casa de Infonavit porque no tengo seguridad social.

“Y me dicen mis colegas que no me desespere, cuando por ley el contrato de prueba es de tres meses, (ese que nunca firmé, al más puro estilo de pacto de caballeros). Y créanme, hoy, mucho después de tres meses, sigo aquí y sin una plaza. Eso me indigna.

“Y no voy a ser riguroso investigando que estas condiciones existen en todos los medios, en todas las ciudades, me permito ser desmentido por mis colegas, que ellos nieguen lo que yo escribo, que sean rigurosos y reporteen este tema.

“Cedemos a muchas cosas, pero no por mucho tiempo. Es tiempo de nuevos medios, de otra lógica de vender la información, de otra forma de emplearnos. Es tiempo de rescatar una dignidad profesional”.

Este artículo fue publicado el 6 de mayo de 2013 como parte de la columna de opinión “Sistema Autorreferencial” del programa “Señales de Humo”, que se transmite por Radio Universidad de Guadalajara.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Condiciones laborales de los periodistas, Crisis de la prensa escrita, Derecho a la información, Economía política de la comunicación y la cultura, El Informador, Industrias culturales, Libertad de expresión, Mural, Periódicos de Guadalajara, Prensa, Sistema de comunicación de Guadalajara

5 Respuestas a “S. O. S. Periodistas en vías de extinción

  1. Bernardo Masini

    Uffff… son los mismos tópicos que tocamos con mis alumnos en la clase de ayer.

    Me gusta

  2. Yo fui reportera por un tiempo y llegó el día en que esos 5 mil pesos simplemente no alzanzaron más ¿Qué hace una persona con ese salario? Entre renta, gastos básicos, un smartphone para estar twitteando (que no te proporciona el medio) no la haces. Es indignante. Y coincido totalmente… esa manera de “hacer noticias” que al fin son oficialistas molesta mucho, por eso terminé por alejarme. Sé de muchos políticos y medios que cobran y venden espacios “noticiosos” en miles de miles de pesos. Que tristeza.

    Me gusta

  3. Pingback: Los cambios que se avecinan en el SJRTV: ¿gatopardismo o la construcción de un sistema público de comunicación? | Sistema Autorreferencial

  4. Pingback: Towards construction of new paradigms in teaching Journalism in Mexico (Spanish) | Investigative Journalism Education Consortium

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s