A 75 años de la transmisión de La Guerra de los Mundos: entre el mito y la realidad

Por Juan S. Larrosa-Fuentes

Orson Welles

Orson Welles

Hace unos días, el 30 de octubre, se cumplieron 75 años de la transmisión de La Guerra de los Mundos, una de las dramatizaciones más famosas de la historia de la radio. Orson Welles, entonces un joven director de teatro de 22 años, decidió hacer una adaptación radiofónica de La Guerra de los Mundos del escritor británico H.G. Wells, que básicamente narra una invasión marciana a la Tierra. Esta transmisión, que fue completamente en vivo, pasó a la historia debido a su excelencia técnica y performativa, pero también por las reacciones que supuestamente causó entre la audiencia estadounidense que escuchó la radionovela. Según el relato popular, muchas personas creyeron, ingenuamente, que efectivamente, estaba ocurriendo una invasión extraterrestre en la Tierra. Desde entonces, la pieza radiofónica de Welles, ha servido, entre otras cosas, para ejemplificar el poder de los medios de comunicación sobre sus audiencias.

Para celebrar los primeros 75 años de la publicación de esta obra, la Public Broadcasting Service (PBS) lanzó un documental en el que da cuenta de cómo fue producida La Guerra de los Mundos. Este video muestra una época de la radio que hace tiempo dejó de existir, cuando se invertían grandes cantidades de dinero en hacer producciones radiofónicas de ficción como radionovelas, radioteatros o radiocuentos y cuando las radiodifusoras contrataban a grandes grupos de trabajo conformados por guionistas, músicos y actores. Los resultados, como es el caso de La Guerra de los Mundos, eran esplendidas piezas de audio. El documental de la PBS también hace una buena contextualización sobre la época en la que ocurrió esta famosa transmisión y describe un escenario marcado por crisis económicas y por una sociedad de masas que estaba por entrar a la Segunda Guerra Mundial. Esto, según los autores del documental, fue el caldo de cultivo perfecto para que la adaptación de la novela de H.G. Wells se convirtiera en un hilarante engaño para la audiencia estadounidense.

Artículo aparecido en el New York Times

Artículo aparecido en el New York Times

Sin embargo, en tiempos recientes, Jefferson Pooley y Michael Socolow, dos investigadores estadounidenses, han señalado que la historia que se creó alrededor de la transmisión de La Guerra de los Mundos es falsa o, al menos, inexacta. Según estos investigadores, la radionovela sí se transmitió y sí engañó a más de un radioescucha, pero realmente fueron muy pocos los que estuvieron en esta situación. Estos autores decidieron hacer una revisión crítica del caso y se dieron cuenta que, hasta ahora, ningún otro académico o periodista se había dado a la tarea de encontrar evidencias del suceso. Los hallazgos de la investigación son interesantes, pues encontraron que según un estudio de rating solamente el 2% de la población estadounidense escuchó la famosa transmisión. Tampoco encontraron evidencias en hospitales sobre muertes, suicidios o los casos de histeria colectiva, que según muchos, desencadenó el radiodrama de Welles.

Esta historia vuelve a poner en la picota la información que tenemos sobre los efectos que los medios de comunicación producen en las audiencias. Con esto no alego, como está de moda alegar actualmente, que los medios de comunicación no tienen ningún tipo de influencia en la sociedad y sus audiencias. Pienso, por ejemplo, en todos aquellos que dicen que es una exageración señalar que Televisa influye en la vida pública de los mexicanos. Pero lo que sí pone sobre la mesa este debate, es la endeble evidencia empírica con la que a veces contamos para evaluar los efectos de la comunicación masiva. Realmente sabemos poco sobre cuántas personas ven tal o cual programa de radio o televisión o cuántas personas compran tal o cual periódico. Investigar sobre estos fenómenos requiere de muchos recursos económicos, por lo que normalmente estos trabajos son realizados o pagados por los mismos medios de comunicación. Esto genera que tengamos poca información que provenga de procesos de investigación crítica y que no esté tan atada al mundo comercial.

Sin duda, la adaptación de La Guerra de los Mundos es una obra maestra del trabajo radiofónico, pero es probable que su gloria se deba más a una serie de complejos procesos políticos y comerciales, que a los efectos que realmente causó.

Si quieres ver el documental de la PBS, consúltalo en el siguiente enlace: http://www.pbs.org/wgbh/americanexperience/films/worlds/

Si quieres escuchar la radionovela original de La Guerra de los Mundos, visita esta dirección: La Guerra de los Mundos

Descarga el número especial de la revista Index on Censorhip, titulada “The War of the words: Use of propaganda and censorship in conflicts

Este artículo fue publicado el 11 de noviembre de 2013 como parte de la columna de opinión “Sistema Autorreferencial” del programa “Señales de Humo”, que se transmite por Radio Universidad de Guadalajara.

También puedes estar interesado en otros artículos que he escrito al respecto:

▪       Larrosa-Fuentes, J. S. (2013, March 5). El Festival Internacional de Cine de Guadalajara y las industrias culturales. Sistema Autorreferencial. Recuperado de https://autorreferencial.wordpress.com/2012/03/05/el-festival-internacional-de-cine-de-guadalajara-y-las-industrias-culturales/

▪       Larrosa-Fuentes, J. S. (2011, March 13). Control Room y la Guerra contra el narcotráfico en México. Sistema Autorreferencial. Recuperado de https://autorreferencial.wordpress.com/2011/03/13/control-room-y-la-guerra-contra-el-narcotrafico-en-mexico/

▪       Larrosa-Fuentes, J. S. (2011, de agosto de). Citizen Kane, o el imperio periodístico de William Randolph Hearst. Sistema Autorreferencial. Retrieved from https://autorreferencial.wordpress.com/2011/08/15/citizen-kane-o-el-imperio-periodistico-de-william-randolph-hearst/

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Cultura y comunicación, Medios de comunicación masiva, Radio

4 Respuestas a “A 75 años de la transmisión de La Guerra de los Mundos: entre el mito y la realidad

  1. Bernardo Masini

    ¡Otro mito por matizar, como el de PIPSA!

    Abrazo

    Me gusta

  2. Pingback: Citizen Kane, o el imperio periodístico de William Randolph Hearst | Sistema Autorreferencial

  3. Pingback: A cien años del nacimiento de Orson Welles |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s