Siete ideas en torno al financiamiento del periodismo digital: el dramático despertar en el mundo post-industrial

Por Juan S. Larrosa-Fuentes (18 de agosto de 2014)

Este es el segundo verano que participo en el Centro de Formación en Periodismo Digital de la Universidad de Guadalajara como profesor de dos cursos que tienen por objetivo estudiar las transformaciones económicas de las empresas periodísticas, especialmente en sus estrategias de financiamiento. El reto de impartir un curso de estas características es mayúsculo, especialmente porque todavía no hay quien pueda describir y problematizar a la perfección el nuevo modelo de negocios de las empresas periodísticas digitales. Pero al mismo tiempo, estos cursos se convierten en oportunidades únicas de estudiar y observar, en tiempo real, el proceso de recomposición del periodismo contemporáneo. De tal suerte, la dinámica de estos cursos está basada en un trabajo colaborativo en donde el profesor es un mediador que encausa la construcción de un conocimiento colectivo. ¿Qué aprendí durante este verano sobre el financiamiento del periodismo digital en América Latina? A continuación expongo algunas de las conclusiones más importantes de estos cursos.

  1. La crisis del modelo de negocio de los medios de comunicación masivos como la prensa, la radio o la televisión es una tendencia que no se ha revertido, aunque recientemente no ha tenido momentos y episodios tan dramáticos como los ocurridos luego de la crisis financiera global de 2008. El gasto publicitario en todos los medios de comunicación ha decrecido y las audiencias se han fragmentado y en algunos casos, disminuido. Aunque entre las herramientas de análisis todavía no existe una bola de cristal para adivinar el futuro, es poco probable que el modelo de financiamiento industrial resurja de sus cenizas. Por modelo industrial me refiero a uno en el que se generan productos culturales, como las noticias, financiados por publicidad y distribuidos masivamente a través de distintos medios de comunicación.
  2. Los medios de comunicación que dominaron el periodismo industrial han trasladado sus proyectos a internet, en donde convirtieron en los nodos informativos más importantes de la red. En otras palabras, los portales del New York Times o El País tienen una fuerte presencia en la producción y circulación de contenidos informativos en las ligas del periodismo global. Lo mismo ocurre, por ejemplo, con periódicos como El Universal en el caso de México, o El Informador, en un ámbito local. No obstante, este dominio informativo no se ha traducido en un modelo de negocios sustentable. En algunos casos, estos grandes medios han encontrado un financiamiento modesto, en otros, han tenido pérdidas económicas.
  3. Ahora bien, mientras los grandes medios buscan sobrevivir en Internet, ¿qué ha pasado con el periodismo que no se hace desde estas “grandes firmas”? En América Latina hay propuestas interesantes, como Animal Político (México), Anfibia (Argentina), o El Turbión (Colombia), solamente por mencionar algunos. Todos ellos presentan distintas estrategias de financiamiento, algunos con más éxito que otros.
  4. Por otro lado, hay un sin fin de emprendimientos de periodismo digital que se dedican a “curar” y a “agregar” contenidos, que en pocas palabras significa que son proyectos que toman información de internet, la reescriben, la reeditan y la rediseñan y la suben a su portal. Aunque puede haber trabajos interesantes de los llamados agregadores, la verdad es que no producen periodismo, tampoco información nueva. En los peores casos, son sitios que, con tal de atraer usuarios, reciclan información relacionada con notas deportivas, policiales o de farándula. No es raro que portales como el SDP Noticias o Aristegui Noticias, dos de los sitios alto tráfico en México, utilicen este tipo de recursos para construir sus audiencias. (Estos portales no basan exclusivamente su trabajo en agregar noticias y también producen contenidos propios.) Este rasgo no es una buena noticia, porque quiere decir que se re-producen muchos contenidos, pero se producen pocos trabajos periodísticos originales.
  5. Las redacciones en donde se hace exclusivamente periodismo digital son completamente distintas a sus predecesoras. Los proyectos de periodismo digital son producidos a veces por una persona, en otras por equipos que cuando mucho llegan a las veinte personas. Por otra parte, estos medios de comunicación no están asentados en grandes edificios como ocurre, o ocurría, con el caso de la prensa industrial; por el contrario, los nuevos proyectos tienen oficinas pequeñas, que muchas veces están en distintos espacios geográficos y en otras ocasiones son proyectos que no tienen oficinas porque la tecnología así lo permite o la escasez económica así lo requiere. La escuela de periodismo de la universidad de Columbia publicó recientemente un interesante reporte al respecto, en el que documenta cómo han cambiado los espacios de producción de noticias en la era del periodismo post-industrial.
  6. Los proyectos de periodismo digital han buscado hacerse de recursos económicos a través de las estrategias tradicionales del periodismo industrial como la venta de publicidad a través de banners o la venta de contenidos a través de diversas modalidades. Sin embargo, ninguna de las dos estrategias ha tenido, en general, resultados que puedan llevar a concluir que por ahí está la vía para financiar el periodismo digital.
  7. Por otra parte, las estrategias de financiamiento más innovadoras están ancladas al periodismo hiper-local financiado colectivamente a través de distintas fórmulas. Una de ellas es el crowdfunding, que implica, a grandes rasgos, que el medio de comunicación establezca el monto de dinero que requiere para producir un reportaje o la producción de sus contenidos durante todo un año y después solicite a su audiencia que cubra esa cantidad a través del pago de membresías, suscripciones o donaciones. Me parece que si la intención es hacer periodismo digital afuera de las grandes firmas mediáticas, el futuro está en este tipo de estrategias que buscan que una comunidad se comprometa con la producción periodística a través de su financiamiento.

 

Es incierto saber si en algún momento encontraremos un modelo para financiar el periodismo como ocurrió durante el siglo IX y buena parte del siglo XX. Lo cierto es que hay un consenso sobre la importancia del periodismo para los sistemas políticos democráticos. En América Latina hay esfuerzos muy importantes e interesantes de periodistas que están en la búsqueda de hacer periodismo en la era de Internet. Sin embargo, en la región hay pocos empresarios que estén dispuestos a invertir en estos emprendimientos de alto riesgo, pero altamente pertinentes para el futuro de nuestra vida cultural y política. Por otro lado, las universidades también han quedado a deber, pues son pocas las que institucionalmente están estudiando estas transformaciones comunicativas.

Por lo pronto, el Centro de Formación en Periodismo Digital de la Universidad de Guadalajara se ha convertido en un interesante espacio para discutir estos temas que históricamente se están construyendo en nuestras narices.

Este artículo fue publicado el 18 de agosto de 2014 como parte de la columna de opinión “Sistema Autorreferencial” del programa “Señales de Humo”, que se transmite por Radio Universidad de Guadalajara.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo América Latina y Comunicación, Crisis de la prensa escrita, Democracia y comunicación, Economía política de la comunicación y la cultura, Industrias culturales, Internet, Medios de comunicación digitales, Periódicos digitales

4 Respuestas a “Siete ideas en torno al financiamiento del periodismo digital: el dramático despertar en el mundo post-industrial

  1. jmtomasena

    Qué onda, Juan. Da gusto que también estás pensando en estos enjuagues. Sí, a mi no me queda claro qué tendremos que hacer. Otra fórmula emergente muy exitosa, es el famoso “native advertising”, pero tiene muchos, muchos inconvenientes. ¿Viste el video de John Oliver al respecto? Divertidísimo. http://jmtomasena.wordpress.com/2014/08/04/el-problema-de-los-publirreportajes-o-dicho-en-elegante-native-advertising/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s