Nuevas epistemologías en la sociedad red: de la medición del ser al estar siendo

Por Juan S. Larrosa-Fuentes (8 de febrero de 2015)

Portada del libro Teeteto

Portada del libro Teeteto

Platón escribió una obra vasta, compleja, y que contiene una inagotable fuente de preguntas filosóficas. En los textos de Platón, que están escritos en forma de diálogo, el protagonista es Sócrates, un personaje que viaja por el mundo griego y a su paso, encuentra a distintos filósofos, políticos, ciudadanos o esclavos, con quienes conversa sobre distintos temas. En uno de esos diálogos, Sócrates se encuentra con Teeteto, un joven estudiante quien años más tarde se convertiría en un famoso matemático y con quien tiene una conversación para investigar y definir qué es el conocimiento. En uno de los pasajes de este diálogo, Sócrates le explica a Teeteto que todas las cosas a nuestro alrededor están en movimiento, aun a pesar de que muchas de ellas parezcan inmóviles ante el ojo humano. Una planta puede aparentar inmovilidad, pero sabemos que en su interior una serie de células están en constante movimiento. Si este principio es cierto, dice Sócrates, ninguna cosa es una cosa, sino que esa cosa está siendo tal cosa. Esta idea representa un gran reto para saber qué es el conocimiento y cómo definirlo. Los seres humanos, a través de la percepción y de métodos como el que ofrece la ciencia, podemos conocer partes y momentos de esas cosas que están en constante movimiento. Sin embargo, parece que algo está cambiando, pues diversos desarrollos tecnológicos han permitido, cada vez más, que conozcamos cómo están siendo las cosas.

Hasta hace poco, la mayoría de las cosas eran medidas en una sola ocasión, pues resultaba muy difícil, costoso, o en algunos casos imposible, medirlas todo el tiempo y observar sus pequeños cambios y evoluciones. La tecnología, especialmente en el campo informativo, está permitiendo que podamos tener medidas constantes del mundo y de todos su objetos. Actualmente, en teoría, la mayor parte de las cosas a nuestro alrededor son susceptibles de ser representadas a través de información y esa información es susceptible de ser recolectada y analizada. Al respecto, hay varios ejemplos que ilustran estos cambios. Por ejemplo, en septiembre de 2014 un laboratorio médico lanzó al mercado un nuevo dispositivo electrónico para medir los niveles de glucosa de las personas que viven con diabetes. Este dispositivo se inserta dentro de la piel del paciente y puede permanecer ahí durante catorce días consecutivos. La ventaja que ofrece este producto es que las personas con diabetes pueden prescindir de estarse pinchando el dedo varias veces al día para medir sus niveles de glucosa, pues el dispositivo ofrece al paciente información sobre su cuerpo, a cualquier hora y en cualquier lugar. Además, el dispositivo puede enviar estas mediciones a las computadoras y teléfonos del paciente y sus médicos.

En el terreno deportivo, desde hace un par de años que se pueden encontrar en el mercado una serie de pulseras que miden las frecuencias vitales del cuerpo humano. Estas pulseras o chips que deben ir pegados al cuerpo, pueden monitorear durante las 24 horas del día y los 365 días del año, la respiración y el ritmo cardiaco de una persona. También, entre otras cosas, pueden contar el número de pasos que un individuo da durante o un día o la velocidad que adquiere mientras corre en un parque. Quienes usan estas pulseras pueden tener información, en tiempo real, de cómo es que su cuerpo se está comportando. Además pueden acceder a estadísticas para conocer cómo es que esta información se agrega y distribuye durante tiempos más largos. En el pasado, en una cita médica los doctores o enfermeras nos tomaban la presión, medían nuestra estatura y nos subían a una báscula para calcular nuestro peso. Sabíamos quiénes éramos en ese momento y cómo era nuestra salud en ese momento. Ahora, estas pulseras y otros desarrollos tecnológicos permitirán que podamos saber en tiempo real quiénes estamos siendo y en qué momento ganamos o perdemos peso, o el momento en el que nuestros órganos comienzan a deteriorarse.

El efecto de toda esta nueva forma de medir o interpretar la realidad, también se puede observar en el campo periodístico. En las salas de redacción de los medios informativos más avanzados, constantemente están llegando mediciones del estado del tiempo, del tráfico urbano, del uso de redes sociales, de los movimientos en los mercados bursátiles, del desarrollo de eventos deportivos, entre otras cosas más. Esto ha permitido que muchos medios de comunicación puedan ofrecer a sus lectores, radioescuchas o televidentes, información que se produce al mismo tiempo que un acontecimiento está en desarrollo.

Platón escribió el diálogo de Teeteto en el año 369 antes de Cristo. 2384 años después, comenzamos a vislumbrar una nueva forma de comprender y entender la realidad, que seguramente traerá cambios gigantescos para las personas que habitamos este planeta. En teoría, el futuro puede deparar un mundo en el que todas las cosas sean susceptibles tener sistemas informativos que permanente estén describiendo y analizando su constitución y cambios físicos. Esto supondría que podríamos comprender el mundo como un ser vivo gigantesco, en el que desde sus partículas más pequeñas, hasta sus organismos más complejos, están en constante movimiento. Por ejemplo, los médicos podrían obtener información, en tiempo real, de la salud de todas aquellas personas que pudieran estar conectadas a una red informativa. La forma de conocer y desarrollar la medicina sería diferente, pues en lugar de ver a un paciente, los médicos podrían observar a una red de personas que comparten los mismos síntomas y con ello comenzar a entender los padecimientos físicos desde otras perspectivas. Los periodistas que en el futuro armen un reportaje sobre la salud púbica de una ciudad o un país, ya no tendrían que recurrir a estadísticas hechas a través de encuestas o de modelos estadísticos, pues podrían conocer, exactamente, cuántas personas están enfermas de tal o cual padecimiento, en tal o cual día del año. Los sociólogos, por otro lado, podrían tener datos sobre el número de horas que las personas hablan al día, el tiempo que pasan viendo la televisión, o interactuando a través de redes sociales. Por supuesto, estas nuevas rutas epistemológicas también conllevan a un lado oscuro y que en muchas casos ya estamos experimentando. El nuevo conocimiento difícilmente será para todos y los agentes e instituciones más poderosas buscarán controlar esta información. La policía podría saber, o ya sabe, en dónde estás, a qué hora, y con quién. Los políticos y publicistas podrían conocer qué piensas, por quién votas, y qué decisiones tomas en tu vida cotidiana.

Al final de su diálogo, Teeteto y Platón concluyen que su búsqueda ha sido infructuosa, pues no lograron definir a ciencia cierta qué es el conocimiento. Más de dos mil años después, seguimos buscando respuestas a esta pregunta del campo epistemológico. Lo cierto es que, en tiempos de la sociedad red, estamos en un momento de grandes transformaciones en el conocimiento humano.

Este artículo fue publicado el 9 de febrero de 2015 como parte de la columna de opinión “Sistema Autorreferencial” del programa “Señales de Humo”, que se transmite por Radio Universidad de Guadalajara.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Cultura y comunicación, Internet, Medios de comunicación digitales

5 Respuestas a “Nuevas epistemologías en la sociedad red: de la medición del ser al estar siendo

  1. Me gustó su reflexión y la idea de los nuevos retos y facilidades epistemológicos, lo escuché en la radio y me dio gusto saber que podía consultar por internet… pero “Vasta”, le sugiero atienda la ortografía, creo que si usted es comunicador… vale la pena se esfuerce por una redacción propia.

    Me gusta

  2. Me doy cuenta que el sitio modifica el texto, yo no usé tanta mayúscula!!!

    Me gusta

  3. !!! Me sorprende!!! antes de enviar mis comentarios se ven alterados en el texto…

    Me gusta

  4. Pingback: 5.3 libros por año, o la vacuidad de una cifra | Sistema Autorreferencial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s