Gracias Señales de Humo, hasta pronto Sistema Autorreferencial

Por Juan S. Larrosa-Fuentes (9 de diciembre de 2016)

Entre el 8 de febrero de 2010 y el 7 de marzo de 2016 tuve la oportunidad de ser parte del equipo de colaboradores de Señales de Humo, la revista cultural de Radio Universidad de Guadalajara. En ese periodo, salvo algunas excepciones, publiqué la columna sonora “Sistema Autorreferencial”. En mi primera intervención expliqué que el nombre del espacio era una forma de referirse a los sistemas de medios de comunicación, sistemas comunicativos creados por seres humanos que publican y discuten información sobre ellos mismos. Este mini homenaje a Niklas Luhmann, sociólogo alemán enloquecido por la teoría de la comunicación, fue el punto de partida para crear un espacio en el que se pudieran abordar críticamente temas como el sistema de medios de comunicación de Guadalajara, el periodismo y la libertad de expresión en México, y el desarrollo de las industrias culturales y la cultura popular.

El archivo de Sistema Autorreferencial consta de 126 textos electrónicos y sonoros, los cuales contienen ideas y reflexiones sobre diversos temas. Por ejemplo, al revisar los artículos encuentro que un tema prevalente fue la crítica a las administraciones de los presidentes de México. En el caso de Felipe Calderón sobresale el impacto que tuvo su estrategia de enfrentar al narco a través de la comunicación. Durante su administración los mexicanos estuvimos expuestos a propaganda de guerra, a la manipulación de la actividad policial como en el caso Cassez, al control y la censura mediática y a una creciente vulnerabilidad para la seguridad física de los periodistas. Por su lado, Peña Nieto decidió eliminar parte de este sistema propagandístico y de control comunicativo y prefirió “mover a México” a través de una nueva “narrativa” de cambio y emprendimiento. Su narrativa lo llevó a firmar el Pacto por México y a salir en la portada de la revista Time. Sin embargo, la realidad demostró una vez más que es más fuerte que cualquier estrategia comunicativa, y en cuestión de meses Peña Nieto perdió todo su capital político luego de sus desastrosas decisiones en los casos de Ayotzinapa, de la Casa Blanca, entre otros más.

En un nivel local, el espacio de Sistema Autorreferencial también se avocó a revisar críticamente a los agentes de poder político. En el caso del sexenio de Emilio González Márquez sobresale su empeño de trasladar recursos públicos a las arcas del sector privado: desde el dinero que entregó para llevar a cabo los premios MTV, hasta su contribución para el tristemente célebre Palacio de la Comunicación y la Cultura. En el caso de Aristóteles Sandoval destaca el retorno de una política basada en una cultura autoritaria de control de los recursos comunicativos, como ha sido el caso de la conducción del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, el control editorial de los medios locales a través de la asignación de publicidad, y la vigilancia del actuar de algunos reporteros críticos. A esta radiografía de la comunicación pública, se suma el permanente estado de crisis económica en el que viven la mayoría de los medios y que, entre otras cosas, ha tenido como consecuencia la pauperización de las condiciones laborales de los periodistas en Guadalajara.

En el archivo de Sistema Autorreferencial también pueden encontrarse textos sobre otros temas y perspectivas. Durante estos años escribí pequeñas monografías de medios de comunicación como Siglo 21, Ocho Columnas, Mural y La Jornada Jalisco; análisis sobre eventos importantes de las industrias culturales como la Feria del Libro y el Festival Internacional de Cine; así como los perfiles de personajes relevantes para la comunicación en México y Guadalajara como el Tigre Azcárraga, Mario Vázquez Raña, y David “el negro” Guerrero. Además, hay otros temas que poco a poco fueron alimentando la columna, como la rápida incorporación de plataformas digitales en la producción y distribución de información periodística, así como las nuevas formas de ver la televisión a través de servicios de paga como Netflix o Amazon.

Con este breve resumen cierro seis años de trabajo en Señales Humo. Agradezco a Alfredo Sánchez y a Cecilia Fernández la invitación para participar en esta revista radiofónica. A lo largo de estos años Señales de Humo fue un espacio en donde pude escribir libremente y transmitir mis ideas a una audiencia de radioescuchas altamente críticos y receptivos. Considero que Señales de Humo es un programa que ha dado una gran aportación para el periodismo cultural en México. A lo largo de quince años Señales de Humo ha sido una revista cultural que ha ofrecido un gran menú informativo, como trabajos periodísticos sobre al ámbito cultural; un espacio de expresión, opinión y difusión para artistas y periodistas locales, nacionales, e internacionales; una incansable labor de promoción y difusión cultural; así como el minucioso trabajo de creación de una audiencia radiofónica robusta y estable.

El trabajo de Señales de Humo debe ser un punto de partida para nuevos proyectos que dinamicen y revitalicen el periodismo cultural en México. En lo particular, me parece que el periodismo cultural tiene un gran camino por delante como una actividad que promueva el análisis crítico de los medios de comunicación y de las nuevas redes digitales. En México se requiere de una observación constante a temas relacionados con la economía política, el periodismo, la cultura popular y las nuevas tecnologías. Este periodismo sobre comunicación, periodismo y medios, debe dejar atrás el dicho de “perro no come perro”, esa vieja máxima del autoritarismo mexicano del siglo XX para referirse a que los medios y periodistas no podían ni debían criticarse entre sí y por tanto, era mejor, simplemente ignorarse por completo.

¡Hasta la vista!

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura y comunicación, Democracia y comunicación, Derecho a la información, Economía política de la comunicación y la cultura, Educación y comunicación, Internet

2 Respuestas a “Gracias Señales de Humo, hasta pronto Sistema Autorreferencial

  1. Lamento que la columna acaba (por ahora), pero celebro porque si acaba es que existió.

    Desde que supe de este blog (cuando tomé clase contigo) me volví un lector. No lo sabía entonces, pero lo que estaba leyendo eran aplicaciones de marcos de la economía política y otras fuentes del campo de la comunicación al contexto en el que vivo. En general, leerlo me pareció estimulante. No había desperdicio en ninguna entrega.

    Y sí, «Sistema Autorreferencial» para mí ha sido más bien una columna escrita porque no suelo consumir radio. Pero de «Señales de Humo» recuerdo que el año pasado, y todavía a inicios de este, Alfredo estuvo muy atento al tema del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión e incluso al aire se dio una declaración de Vachez que ya sugería el rumbo que luego tomaron los hechos.

    Espero que el futuro traiga cosas buenas para Alfredo y Cecilia. Supe que Alfredo prepara un libro de entrevistas que ya espero.

    Y para tu pluma (¿o voz?) periodística, deseo que no dure demasiado tiempo en el baúl, ya que en los medios no sobran análisis como los que nos brindabas periódicamente.

    Un saludo, Juan.

    Me gusta

    • Adrián, ¡muchas gracias por tu generoso comentario! Creo que das en el clavo: busqué aplicar algunos marcos y teorías de la comunicación para hacer una columna radiofónica. A veces salieron cosas interesantes, otras no tanto. Prono nos leeremos en otros espacios. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s